logísticaDUM

Noticias de logística para la última milla

    Almacén automatizado

    El comercio electrónico, factor clave de la transformación en los almacenes

    Según un estudio llevado a cabo por Statista, el 97% de decisores empresariales en todo el mundo afirman que la pandemia de Covid-19 ha sido el principal motor de la transformación digital en sus organizaciones. La inversión en equipos y servicios tecnológicos ha aumentado de manera constante en los últimos años y se espera que, en 2025, alcance los 2.560 millones de euros en todo el mundo. Esto permitirá automatizar en un 50% el trabajo actual.

    Si bien muchas sociedades están volviendo lentamente a una nueva normalidad, otro estudio realizado por Statista revela que las compras online aumentarán en un 50% durante los próximos años para alcanzar un total del 6.770 millones de euros en 2025. Según el último reporte del Europe E-Commerce, España ocupa el tercer puesto como país europeo que más factura gracias al comercio online, lo que ha duplicado su PIB llevándolo desde un 2,60% en 2017 al 4,60% en 2021. 

    Este aumento ha ido in crescendo en la mayoría de los países industrializados, que, para responder a esta demanda de manera eficaz, han debido incrementar el número de naves logísticas y hacerlas rentables de cara al futuro. Statista prevé que el número de almacenes crecerá de manera significativa en todo el mundo, pasando de unos 
    162.000 en 2022 a 179.000 en 2023.
     
    Statista preguntó a 82 profesionales de la logística acerca de cuáles serían las inversiones tecnológicas más importantes para su organización de cara al futuro inmediato. Un 36% encuentra importante investir en un Sistema de Gestión de Almacenes (SGA) que les ayude a controlar y optimizar los procesos de sus empresas. En segunda posición, se encuentra el Sistema de Gestión Laboral dentro de un almacén (16%) seguido muy de cerca de los Transportadores/Clasificadores Automáticos (13%).

    Tecnologías que definen el almacén del futuro

    Los profesionales del sector logístico coinciden en que la inversión en adquisición de nuevas tecnologías para acelerar su transformación digital tendrá un impacto positivo en la productividad y competitividad de su organización. Los mercados de la automatización y la robótica serán los primeros beneficiados por esta medida, pasando de un valor estimado de 14.200 millones de euros en 2021 a 27.590 millones de euros y de 5.670 millones de euros a 9.520 millones de euros, respectivamente, en 2026.

    Se prevé que el número de almacenes equipados con robots móviles aumente casi un 500% hasta alcanzar los 53.000 en 2025, pues pueden realizar diversas tareas que requieren poco pensamiento crítico. Además, gracias a los avances en materia de sensores, inteligencia artificial, etc., los robots de almacén serán mejorados de forma constante para que puedan cumplir con las exigencias del sector logístico.

    Amazon lleva años invirtiendo en robótica dentro de sus almacenes y ha logrado así transformar sus procesos de manera significativa. En 2021, la empresa contaba ya con 350.000 robots en funcionamiento, un 75% más de los que tenía en 2019. Para obtener el mejor beneficio posible, Amazon introdujo un programa capaz de formar a sus empleados en robótica, así como crear softwares y soluciones con la ayuda de la Inteligencia Artificial y el Aprendizaje Automático, lo que les ha permitido ahorrar un 50% en costes y un aumento de 20% en productividad, con ahorros comparables. 


    Movilidad y eficiencia: esenciales para la productividad

    Los vehículos autónomos como las unidades de carga, carretillas elevadoras y vehículos de remolque y tracción, forman parte de las tecnologías que definirán los almacenes del futuro, gracias a sus ventajas: reducción de daños causados a los productos, implantación fácil y segura y capaces de operar 24/7 sin conductor, haciendo frente a los problemas de mano de obra que atraviesa el sector del transporte.

    Otra tecnología imprescindible para el sector es el lector de código de barras. En la actualidad, conseguir lápiz y papel en los almacenes es casi misión imposible. La automatización de los procesos de control de stock garantiza a las organizaciones una precisión del 99%, es decir, un error por cada 300.000 entradas, frente a un error por cada 300 en el mismo proceso, pero de forma manual. Además, la implementación de esta tecnología garantiza una gestión del stock en tiempo real, esto permitirá a los empleados anticiparse a cualquier posible escasez.

    Please publish modules in offcanvas position.