logísticaDUM

Noticias de logística para la última milla

    Camión eléctrico de reparto

    Electromovilidad y distribución urbana: la mejor combinación

    La distribución urbana de mercancías se está mostrando como la mejor opción para probar la transición ecológica hacia motores limpios y libres de emisiones CO2. Pero para que ello funcione, hace falta la alianza de fabricantes de vehículos, de puntos de recarga y empresas energéticas.

    España ha logrado más de 67 millones de euros en ayudas europeas para financiar el despliegue de 3.437 puntos de recarga eléctrica y la construcción de dos hidrogeneras. Las ayudas forman parte de la cuarta convocatoria Mecanismo Conectar Europa (CEF) en la se han visto agraciados siete proyectos empresariales, por las que se han adjudicado 231 millones de euros de los fondos CEF dedicada a Infraestructura de Combustibles Alternativos.

    De los siete proyectos con participación española elegidos, cuatro se destinan a la instalación de 365 estaciones de recarga, con 2.601 puntos para recargar vehículos eléctricos a lo largo de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T) española, sobre todo en tramos urbanos.

    Los puntos de recarga eléctrica serán de carga rápida o ultrarrápida, lo que posibilitará recargar las baterías de los vehículos eléctricos ligeros y pesados entre cinco y 20 minutos, en función de la potencia del poste.

    Woltio, carga lenta en AC

    Una de las empresas proveedoras de puntos de recarga eléctrica es Woltio, que se caracterizan por su alta calidad, facilidad de uso y de configuración y su compromiso con el medio ambiente. Toda la fabricación se realiza con electricidad renovable, gracias a los paneles fotovoltaicos con que están equipadas sus dos fábricas de Valencia y Barcelona.

    La compañía cuenta con tres modelos de cargadores de corriente alterna: uno trifásico, orientado a empresas (supermercados, hoteles, restaurantes o centros de trabajo), y dos modelos monofásicos, pensados para particulares y domicilios.

    Pulsar PRO de Wallbox

    El proveedor de puntos de recarga eléctrica Wallbox dispone un cargador pensado para espacios compartidos, como complejos residenciales o gestores de flotas de transporte por carretera. El Pulsar PRO incluye un sistema de pago integrado con tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID), que permite a los usuarios identificarse y pagar por su carga.

    El nuevo cargador es capaz de compartir energía con hasta 100 cargadores, gracias al sistema Dynamic Power Sharing, garantizando que la red local pueda soportar la carga de múltiples vehículos eléctricos sin necesidad de aumentar el suministro general de la instalación, lo que se traduce en mayor eficiencia y menores costes.

     

    En instalaciones colectivas, la función Power Sharing permite hacer un reparto de la potencia disponible entre los distintos cargadores sin necesidad de incorporar controladores externos.  

    Empresas energéticas que apuestan por la electromovilidad

    Las firmas que proporcionan electricidad a los vehículos están apostando de forma decidida por la electromovilidad, por las posibilidades que se abren a futuro. Una de ellas, Iberdrola, cuenta con una red de recarga pública de 5.000 puntos operativos y más de 3.000 en diferentes fases de tramitación. Entre públicos y privados, la compañía ha instalado ya más de 37.000 puntos de recarga eléctrica y, desde 2016, lidera la transición hacia la movilidad sostenible y la electrificación del transporte.

    En su apuesta por la movilidad eléctrica, Iberdrola y la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE) han firmado un acuerdo para la creación de la alianza para la electrificación del transporte de mercancías por carretera en España. La iniciativa busca acelerar la descarbonización del transporte por carretera y combatir el cambio climático. Al mismo tiempo que pretende mejorar la eficiencia en el consumo de combustible, limitar su alto consumo y disminuir el coste para los operadores logísticos y para el país.

     

    Endesa, movilidad cero emisiones

    Otra empresa energética que apuesta por la electromovilidad es Endesa: su línea de negocio dedicada en exclusiva a la movilidad eléctrica, Endesa X Way, ofrece sus soluciones de recarga, ofertas y servicios para facilitar la transición hacia la movilidad con cero emisiones.

    La compañía dispone de un servicio integral de recarga para empresas, donde los clientes podrán recargar sus flotas eléctricas, además de asesoramiento sobre las opciones de electrificación de sus empresas y servicios de valor añadido enmarcados en el ecosistema de la movilidad eléctrica.

    Hasta ahora, Endesa dispone de 4.800 puntos de recarga en España, de los que más de 40% de los cargadores son de carga rápida y ultrarrápida. Del total, casi 300 puntos son de carga ultrarrápida, con potencias de entre 150 y 350 kW que, en la actualidad, es la mayor para la carga de vehículos, y su objetivo es duplicar esa cifra a finales de este año.

    Oferta de vehículos eléctricos para la distribución urbana de mercancías

    Uno de los fabricantes con la gama de vehículos eléctricos más completa del mercado es Renault, que ofrece los modelos Express Furgón, Kangoo Furgón, Trafic Furgón, Master Transporte Abierto y Master Gran Volumen. Para dar respuesta a la demanda, la marca dispone de la red Renault Pro+, compuesta por más de 40 centros en España.

    Renault lleva más de 10 años inmerso en la transición hacia la electromovilidad, a la que añade cursos de conducción eléctrica, que tienen como objetivo promover tecnologías sostenibles y formar sobre vehículos eléctricos y su uso de forma gratuita. Los cursos se llevan a cabo con vehículos Kangoo E-Tech 100% eléctrico, una de sus furgonetas más vendidas.

    Otro fabricante que dispone de oferta eléctrica para el cliente profesional es Nissan. La gama Townstar eléctrica tiene un motor más eficiente, sin emisiones, silencioso y con un coste de funcionamiento menor que los vehículos de combustión. No sólo no habrá que volver a parar a repostar gasolina, sino que disminuirán de forma drástica los costes operativos, al tiempo que le confiere una reputación ecológica a la empresa o negocio.

    El Berlingo eléctrico de Citröen

    Citröen dispone también de una gama de vehículos eléctricos, su furgoneta más destacada es la ë-Berlingo, que ofrece una conducción suave con cero emisiones de CO2

    Su motor eléctrico, con 136 cv de potencia y una velocidad de 130 km/hora, ofrece una autonomía en ciclo WLTP de 280 kilómetros. 

    La batería está garantizada durante ocho años o 160.000 kilómetros al 70% de la capacidad de carga. Y con la oferta eSolutions Charging, el cliente se beneficia de una serie de servicios, como el acceso a 260.000 puntos de carga, la localización de los puntos de carga disponibles o la fácil planificación de tus trayectos. 


    Citylogin, pioneros en movilidad limpia

    Las empresas que han empezado a trabajar con vehículos eléctricos saben lo difícil que es cambiar la mentalidad y estructura de las empresas de reparto. Una de las que llevan años en esta aventura es Citylogin, que desarrolla proyectos de distribución urbana de mercancías con vehículos cero emisiones.

    Cuentan con una flota de vehículos sostenibles (ECO y CERO) para poder entrar al centro de las ciudades que tienen en vigor la Zona de Bajas Emisiones (ZBE). Llevan sus servicios de última milla incluso hasta las zonas rurales, lo que les permite prestar un servicio más amplio y completo a sus clientes.

    Uno de sus clientes, IKEA, ya trabaja con vehículos de reparto 100% eléctricos. Con una clara apuesta por la sostenibilidad, CITYlogin utiliza estas furgonetas eléctricas para hacer llegar a los hogares los artículos más voluminosos.

    En colaboración con la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT), Citylogin ha puesto en marcha un proyecto piloto logístico de última milla de mercancías en el marco del proyecto LEAD. Esta colaboración público-privada ha dado lugar a la creación de un microhub (un centro logístico o de consolidación) para operaciones logísticas bajo demanda, que está situado en las instalaciones del aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor de Madrid.

    Please publish modules in offcanvas position.